ralph lauren big pony set Carne de Ca ser esto

el corte ingles polo ralph lauren Carne de Ca ser esto

Cuando hablamos de conflictos b y cuando recordamos en el evento de hoy la infinidad de patrimonio cultural que ha creado toda esta actividad a trav de los cientos de a tenemos una cierta tendencia a pensar e imaginar las cosas materiales, como armas y armamentos, medios de transporte, obras de ingenier y hasta la log planificaciones y t militares, mucho de lo cual estamos tratando en esta oportunidad.

Ustedes tuvieron en su propio suelo este impacto de las guerras pero nosotros, en Sudam lo vivimos de una forma diferente. Siendo los tenedores de recursos alimenticios, de mano de obra y de los establecimientos industriales, los vacunos, frutas, verduras, hortalizas, esperaban solamente ser procesados para enviarlos a trav del oc para alimentar no solamente a las tropas de los ej sino a la poblaci civil.

Nuestras chimeneas, echaban humo cual los ca que tronaban en Europa, pero estas chimeneas eran ca que disparaban VIDA, en un proceso que nosotros deseamos traer como un aporte a las Jornadas organizadas por INCUNA.

Y no les traemos una visi gen generalizada, sino que nos vamos a referir a la empresa que con mucha raz recibi la denominaci de LA GRAN COCINA DEL MUNDO. El principal establecimiento de esta cocina gigantesca, estaba en la CIUDAD DE FRAY BENTOS, en Uruguay, una ciudad que contin existiendo y que hoy valora enormemente ese antecedente patrimonial riqu tan enlazado con Europa y con su gente.

Muchos de quienes leen hoy d el nombre FRAY BENTOS, lo asocian al producto que consumen sin siquiera saber el origen. Hay otras personas que consideran a Fray Bentos como un recuerdo entre amargo y dulce de las de la guerra. Un Embajador Brit en Uruguay nos contaba una experiencia familiar en de racionamiento en Londres: una lata de corned beef Fray Bentos era una verdadera ceremonia. como la del t para los japoneses. Hasta que todos no est sentados a la mesa, no se abr la lata. Y vaya si nos costaba hacerlo. porque era como romper un encanto m

Desde principios del siglo XIX, las ricas tierras sudamericanas, fueron la mira de Europa y Estados Unidos para conseguir all la necesaria prote de las carnes. Napole ya hab alertado que el mundo de la pol iba a cambiar la forma y sistema de la guerra y que no obstante los ej iban a ser m peque en cantidad, igualmente necesitaban resolver el tema de la alimentaci y aprovisionamiento y nutritivo. Los cient convirtieron la importancia de la alimentaci basada en la carne, en una cuesti pol aseverando que los pueblos consumidores de esas prote obligatoriamente iban a ser triunfadores sobre pueblos cuya alimentaci se basara en carbohidratos.

No obstante, un serio problema afrontaban quienes pensaban en salvar 10.000 kil de distancia para aprovechar lo que en los pa del R de la Plata sobraba. Y nos referimos a la inexistencia de un sistema, una t que pudiera concentrar y reducir la carne de los vacunos para su f manejo, transporte, distribuci y consumo.

Acuciada por los pol por los militares y por los investigadores cient la soluci llegaba hacia 1864, cuando un ingeniero alem llamado Georg Christian Giebert, residiendo en el Uruguay, propuso la industrializaci de una f de extracto de carne a su inventor, el qu compatriota Justus von Liebig. Se inici as una verdadera aventura comercial e industrial en una empresa que se llam Liebig Extract of Meat Company que no tard en convertirse en la productora de un preciado producto que reduc en un solo kilo, el valor nutritivo, el aroma y el sabor de 32 kilos de carne.

Para 1885, la LIEBIG ya no era aceptada en las exposiciones mundiales sino como de concurso por haber arrasado todos los premios habidos y por haber. El extracto de carne, pronto convertido en un producto con que se pod elaborar un nutritivo caldo, se consum por miles de kilos en hospitales, en domicilios particulares, en centros de recuperaci y, principalmente, en las vituallas de los ej armadas y grupos expedicionarios. Desde Groenlandia hasta la Ant a llevado por Stanley al centro de Africa y en el primer vuelo transatl de Allock y Brown, convertido en el primer desayuno de los hombres que Julio Verne hizo alunizar en su novela detour de la lune el extracto de carne fue tan requerido que, adem de la producci incesante en Fray Bentos y no obstante lo caro que era producirlo en Europa, la exigencia de los mercados hizo que tambi se fabricara all tambi El extracto de carne, en diferentes variedades y presentaciones, dio paso a la l un producto que los ingleses llamaron OXO a causa de una broma de los peones portuarios de la f en Fray Bentos: las cajas de madera en que se enviaban a trav del oc se las identificaba con el nombre (buey en ingl a lo que se les agregaba una como si fuera un dibujo de dos ojos con una nariz en forma de X entre ellos.

En principio, OXO era simplemente ofrecido como una l lateral suplementaria del extracto original. Pero los pedidos pronto se multiplicaron r y el pueblo ingl adopt el producto en sus corazones. Desde hac tiempo OXO ven vendi en las cafeter de las estaciones de trenes, en hip y pistas de carreras y muestras agropecuarias. El pueblo estaba convencido que pod conseguir OXO en cualquier lado y el s que lo promocionaba, que enamoraba a los coleccionistas, est todav en algunas plataformas ferroviarias.

En 1902, el primer regalo promocional fue lanzado: un sonajero para ni fue ofrecido a cambio de un envase vac de OXO. Y como el producto se hizo a s mismo un sin de salud, fuerza y resistencia, pronto la empresa comenz a auspiciar eventos atl como la famosa caminata Londres Brighton. La compa no s fue sponsor de las olimp de Londres de 1908, proveyendo caldo de OXO a los corredores de la marat sino que persuadi al equipo de atletas ingl para que recomendara el producto.

La Compa Liebig, con sus dep en Amberes (B y oficina central administrativa en Londres, fue, sin lugar a dudas, la responsable de las primeras acciones comerciales y promocionales que hoy reconocemos como mercadeo o Probablemente uno de los mayores impactos causados en la OXO fue cuando en 1902 la Compa contrat a mujeres como empleadas, lo que no se acostumbraba en la sociedad de aquel entonces.

Hacia fines de 1910, un serio problema de calidad en el producto comenz a preocupar a la empresa: no obstante lo delicioso y beneficioso que OXO pod ser, le quedaba un sedimento en el fondo del recipiente que no era del todo agradable. Los altamente calificados qu de la compa tuvieron que enfrentar la circunstancia, a la vez que se dedicaban a descubrir de qu forma se pod elaborar un producto de igual calidad pero con precio al alcance de las familias comunes; lo que en Inglaterra se dio en llamar “el producto de un penique”.

Todo fue resuelto por medio de convertir el producto l en una pasta en forma de tabletas. La esencia de la carne vacuna y sus fibrinas y sustancias esenciales fue puesta en una m de origen suizo de hacer cubos: el “OXO cube” hab nacido. La propaganda dec “los cubos de OXO son el m grande avance en la invenci de comidas desde que el hombre comenz a comer y la mujer aprendi a cocinar”.

El lanzamiento del producto fue hecho tambi innovando en f de promoci Los panfletos eran echados debajo de las puertas dici a la gente que ahora pod conseguir el hasta ahora caro extracto de carne en baratos y maravillosamente convenientes cubos, en cajas de 6,12, 50 o 100 unidades.

Cuando algunos qu y empresas competidoras pusieron en duda el valor nutritivo del extracto carne, la Liebig Company puso en funcionamiento una de sus famosas cartas y en lugar de afectarlos comercialmente, los catapult hasta ser una de las empresas m famosas del mundo. En lugar de amilanarse, los responsables de la producci dijeron: el valor nutritivo total de la carne no est presente en nuestro OXO, pero. hay alguna cosa m querida y admirada por las amas de casa que les ha simplificado y ahorrado el tiempo en la cocina? .

El impacto promocional de la Liebig se expandi por todo el mundo occidental y sin lugar a dudas se verific el mayor cambio visto hasta entonces en la forma de alimentarse, en los sistemas comerciales e industriales y en las investigaciones m dedicadas a la alimentaci y a la diet Desde 1910, la t la qu tuvieron un impresionante crecimiento, proponiendo decenas y decenas de productos, art y cientos de inventos. liberar el tiempo a la mujer Como si fuese poco, miles y miles de coleccionistas por todo Europa, ya estaban enviciados con las tarjetas a todo color coleccionables que se intercambiaban en los lugares de venta del extracto de carne. Con atractivos temas culturales, un tras otro se llenaban con las m de siete mil tarjetas diferentes, editadas en todos los idiomas, en un furor que dur cien a sin interrupci y que en 1975 cuando la Compa decidi dejar de editarlas, diez mil coleccionistas entre quienes se encontraban actores, actrices, cient y gente de la realeza europea, los convencieron a que continuaran las series, lo que sucede hasta hoy d Esta presentaci apunta en especial a comentar sobre un patrimonio de la industria de la guerra en tiempos de paz. Entonces ustedes se preguntar d encaja esta introducci que hemos hecho. Pues bien. ese Liebig ese perdido y casi desconocido para Europa PUERTO DE FRAY BENTOS, a hoy d existe y es una ciudad del Uruguay que creci al influjo de m de cien a de esta producci alimentaria destinada al otro lado del oc All reci en 1980 dejaron de funcionar las m despu que, orgullosamente, Fray Bentos recibiera la designaci de cocina del mundo No en vano, porque, desde 1863 hasta 1924 con el funcionamiento del Saladero Liebig y desde 1924 hasta 1979 con el frigor ANGLO DEL URUGUAY, los recursos agropecuarios de los ricos campos sudamericanos se convirtieron en m de 200 sub productos que se exportaban a Europa, generando un polo de desarrollo industrial en la ciudad de Fray Bentos y alrededores que dio trabajo a miles de personas.

De hecho, inmigrantes de m de 60 nacionalidades, han sido verificados en las m de diecis mil fichas de obreros y empleados que se guardan celosamente en el Museo de la Revoluci Industrial, una instituci creada por el gobierno municipal local para conservar y preservar esta inmensa riqueza patrimonial de la industria de la alimentaci La f iniciada en 1864 con algunos galpones y edificaciones al lado de un puerto muy profundo del R Uruguay, pronto requiri mejorar y ampliarse, creando hacia 1867 una f donde no solamente que se verific la f de extracto de carne del mundo, sino que fue su puerto el lugar por donde ingres la tecnolog que le cambi la vida al R de la Plata. Maquinarias inventadas exclusivamente para el establecimiento, monta de carb de piedra y de sal, toneladas de elementos de construcci arados a vapor, alambres de p y hasta animales europeos para mejorar las razas vacunas y ovinas naturales de la regi Todo, contribuy a que, con justicia, este se denominara lugar donde naci la revoluci industrial del R de la Plata De hecho, la primera lamparilla el del Uruguay se encendi en ese lugar, apenas cuatro a despu de su invenci pr el mismo mes que tambi se acced a la electricidad en Rio de Janeiro (Brasil) y La Plata (en Argentina)

No solamente el establecimiento de Fray Bentos tuvo un crecimiento edilicio propio, sino que gener a su alrededor un pueblo o town cuyas caracter se conservan hoy d a 110 a de su construcci La Compa Liebig desde Fray Bentos, ampli su hegemon regional y pronto lleg a disponer de otras f en Argentina, en sur de Brasil y en Paraguay, adem de 34 establecimientos agropecuarios propios o contratados, con millones de hect donde se hac realidad la promoci de que all se cuidaba desde el propio pasto hasta el enlatado final, el extracto o la carne conservada que usted consum Dentro de la f donde miles de obreros hac una labor sin interrupciones, se segu el impulso de los mercados europeos y estadounidense, aceler cuando los conflictos militares hac necesario comida para las tropas. En los primeros a fines de agosto era la fecha adecuada para hacer los presupuestos de obra y hacer crecer las instalaciones, pero pronto, con el advenimiento de los conflictos de fines del siglo XIX y mitad del siglo XX, todo se mezcl en una constante actividad. Mientras se desarmaban unos galpones, otros se erig Mientras m quedaban obsoletas, nuevas tecnolog las suplantaban y toneladas de maquinaria industrial iban quedando enterradas junto a los escombros de los edificios demolidos, gan terreno al r Uruguay para el fervoroso crecimiento de la empresa.

Mientras todo esto suced los obreros se regocijaban con una broma com en la Liebig: lo que se desperdicia del vacuno. es el mugido.

FRAY BENTOS Y SU PATRIMONIO INDUSTRIAL DE EPOCAS DE GUERRA. Fray Bentos como poblado creciendo a orillas del R Uruguay, tuvo un impacto a antes del inicio de la 1 Guerra Mundial. Al puerto de Montevideo y en el de Buenos Aires cuando no en el del mismo saladero, llegaban por cientos los emigrantes que sufr en Europa horas de desaz Gentes con idiomas de lo m dis pero con una sola raz de ser: existir y seguir viviendo sus vidas, huyendo de los pa en conflicto. Todos encontraban trabajo en aquella inmensa mole que crec como hongo despu de la lluvia.

La tecnolog del enlatado de carne hab hecho crecer paralelamente al extracto, la industria de la carne conservada o corned beef. Corned beef es una manera de identificar a un sistema conservador de carnes, seg tradici anglosajona. era la cura la carne mediante sal o introduci en salmuera, cocin posteriormente. Eran sistemas utilizados por la gente de campo para conservar las carnes en tiempos donde no exist la refrigeraci Cuando el producto comenz a invadir Europa desde Sudam el corned beef comenz a llamarse FRAY BENTOS por los usuarios y lleg el momento en que era tan popular llamarlo as que la empresa patent el nombre, produciendo hasta hoy d carnes conservadas, enlatadas o pre preparadas con esa marca.

Hoy d la ciudad uruguaya de Fray Bentos detenta el principal patrimonio industrial regional y sin duda, el mejor conservado de la industria de la alimentaci Desde 1863, cuando al Ingeniero alem Giebert se le ocurri la idea, mirando lo profundo del puerto de Fray Bentos, el desarrollo del emprendimiento fue incesante y no se detuvo por m de 116 a En algunos momentos de esplendor, se faenaron un mill de vacunos en una d y como las actividades cesaron reci en la d del 70, gran parte de la infraestructura fabril existe y no desapareci como pas en otros lugares donde tambi hubieron establecimientos de este tipo. La t en patrimonio industrial Dra. Sue Millar de Inglaterra, opin que este es uno de los pocos lugares donde se manifiesta con esplendor y jerarqu la tecnolog de la industria de la alimentaci utilizada entre mitad del siglo XIX y mitad del siglo XX.

Pero. volvamos a los tiempos de guerra en Europa. Pong en la situaci de los estrategas que deb pensar no solamente en armamento, en transporte, sino tambi en el trascendente tema de la alimentaci Desde Napole cuando las campa militares exig tremendos esfuerzos por mantener en buen estado a las tropas, comenz a exigirse soluciones para llevar a los campos de batalla alimentos a la vez que nutritivos, concentrados o f de transportar y que no originaran peso excesivo. En este caso, las opciones propuestas por la Compa Liebig se ajustaban perfectamente: caldos de carne que se disolv en un poco de agua caliente y carne conservada de larga duraci en latas met cuyo formato gracias a un invento norteamericano favorec no solamente el estibarlas sino tambi abrirlas con facilidad.

La guerra de los brit contra los campesinos holandeses o b en Sud desde 1899 a 1902, hizo que solamente en Fray Bentos se sacrificaran 10.000 vacunos para convertirlos en carne concentrada. Muchos soldados agradecieron el haber tenido esta opci en las semanas de campamentos sitiados por los enemigos.

Las latas de Cubos OXO conteniendo 6,12,50 o 100 unidades, resultaron infaltables y acaso imprescindibles en todos los hogares. Llegado el amargo momento de la primera guerra mundial, la empresa aport 100 millones de cubos de caldo de carne para la alimentaci de los soldados. Mediante un inteligente sistema con carb que produc calor pero no humo, con lo que el soldado en las trincheras ten su caldo de carne caliente al instante. Fueron los famosos Trench Heater apreciados por doquier.
ralph lauren big pony set Carne de Ca ser esto