ralph lauren mujer perfume CASUALS MEXICO LA ELEGANCIA EN EL FUTBOL

kids ralph lauren CASUALS MEXICO LA ELEGANCIA EN EL FUTBOL

La colección de escritos de Gavin Hills

El primero de ellos lleva por título “Bliss to be Alive” y que compila los escritos de Gavin Hills, un periodista británico de los 90s que colaboraba para revistas y publicaciones tales como The Face, The Observer, The Idler, RAD (Read and Destroy), Phat Magazine, así como los fanzines futboleros del Manchester United y la selección inglesa. Gavin falleció trágicamente en 1997 a la edad de 31 aos, ahogado, en un accidente mientras se encontraba pescando.

Gavin se dedicaba a tocar temas tan dispares en sus artículos que iban desde el deporte del skateboarding (en sus inicios sobre todo), pasando por la moda en las gradas futboleras, aunque también como corresponsal de guerra en africa, los balcanes y centroamérica y por supuesto sobre el éxtasis y la escena rave / acid house del Reino Unido, sin dejar a un lado aspectos más personales. sobre todo aquellos relacionados con fracasos amorosos.

Algunos artículos quizá les suenen familiares, para muestra algunos: “Whatever happened to the likely lads?”, “Zagreb Blue Boys: An Apology”, “Diary of a trainer spotter”, “Euro rail: a survivors guide”, “Euro disco”, entre otros.

Un buen libro sin lugar a duda, que no sorprendería terminarlo en bastante poco tiempo a cualquier lector de medio pelo interesado en estos temas.

Los casuals se prepraran para el gran duelo: en Alemania!

El segundo libro, es uno que tenía en mi lista hace par de aos y no hay nada especial sobre este, salvo quizá los aos que tiene de haberse publicado (en 1996) y que no había conseguido por no estar disponible en ocasiones y en otras simplemente por olvidarlo. Este trata la típica historia de un grupo de hooligans (Chelsea en este caso) y la vida de su líder, de no perder niguna batalla, del policía infiltrado, del mejor amigo del líder que de buenas a primeras tiene sexo con la novia de este último y de la cuál se encuentra profundamente enamorado, y como no, de como es utilizado para así capturar al líder del grupo hooligan. Todo esto aderezado con el tema de ir a Alemania para apoyar a la selección inglesa, de los “red light districts”, de peleas con Millwall, y referencias a tennis adidas y ropa de marca Armani, Ralph Lauren y Stone Island. Como sabrán las segundas partes no son muy buenas y esta no es la excepción. No es una gran película sobre el mundo del fútbol pero si muestra de alguna manera la vida en prisión de los aficionados, sobre todo si tienes a tu rival en el mismo lugar . En esta nueva entrega no podemos ver ropa pero al parecer tiene un buen soundtrack. La pueden encontrar en Ares con el nombre de hooligans 2. Pero juzguen ustedes

Publicado por BRONKAYREBELIN FIRM en 23:13

Uno de los debates recurrentes sobre el casualismo es el de la violencia. Se presupone que los casuals son el estandarte de la violencia en el fútbol, la “última evolución del hooligan”, “el ser más peligroso que puebla las gradas”. Es esto así? Mejor dicho, es el casualismo meramente violencia asociada al fútbol?

Hooligans o Casuals?

El paso del tiempo y la enorme influencia que la cultura casual ha ejercido en las gradas inglesas ha llevado a confundir ambos términos como si uno fuera sinónimo del otro. Y esto no es del todo cierto. Mejor dicho, no es cierto que hooliganismo sea sinónimo de casualismo.

Desde la aparición de la cultura casual en las gradas británicas, allá por los lejanos 70, la estética casual ha dominado dichas gradas, arrinconando a otras tendencias estéticas hasta casi excluirlas de las mismas. Pero el fenómeno hooligan no nace con la cultura casual, el fenómeno hooligan es anterior en el tiempo y los casuals no hacen más que involucrarse en dicho fenómeno. Es el fenómeno hooligan el que precede al casualismo y del cual surge éste,
ralph lauren mujer perfume CASUALS MEXICO LA ELEGANCIA EN EL FUTBOL
no al revés.

Dentro del hooliganismo hay casuals, cierto. Los hooligans de más renombre se asocian o se han asociado a esta corriente estética, cierto también. Pero muchos son los hooligans ingleses que no están ni han estado interesados en lo que el casualismo se refiere; no se sienten partícipes de esta cultura ni tienen el menor interés en la misma. Y esto no es una mera suposición personal: basta con leerse alguna entrevista a personajes de renombre dentro de la historia del hooliganismo para comprobar que el culto por la estética les resbala directamente.

Este es un fenómeno que se puede observar con más nitidez fuera de las islas, pongamos el caso de Polonia, donde la importancia del gusto por la estética es algo que aún no es palpable y se está bastante alejado de lo que es la cultura casual en sí.

Parece una cuestión absurda, pero es preciso dejar claro que un hooligan no es necesariamente un casual. Pero y si hacemos la pregunta a la inversa un casual debe ser necesariamente un hooligan?

La importancia de la violencia dentro del casualismo.

Una de las cuestiones más mitificadas y sobre la que más tópicos se ha creado en torno a la cultura casual es la violencia. Es la cultura casual la expresión urbana más violenta que ha deparado Inglaterra? Indudablemente la violencia está ligada a la cultura casual, pero presuponer que el casualismo es la expresión cultural urbana más violenta de Inglaterra es poco menos que una gilipollez. Sobre qué baremo lo hacemos? Con quién los comparamos?

Este tipo de cuestiones no han sido más que promovidas y alentadas por el periodismo sensacionalista con el único fin de rellenar las páginas de sus nauseabundos diarios. Es la prensa la que ha creado la figura del “Super Hooligan”: blanco, treintaero, con un buen trabajo, devoto de la “ropa de marca”, nacionalista, racista y violento. Y sobre esta figura surgida de la prensa se han ido moldeando tópicos y clichés, tanto fuera como dentro de la escena; tanto en las islas como en el resto de Europa, intentándose asemejar lo máximo posible a dicho cliché.

Habría que partir de una premisa clara: la cultura casual no es más que una expresión estética que surge unida a las gradas de los campos de fútbol, a la que se han ido sumando otros condicionantes culturales (música, violencia). No hay que buscar mayor transfondo, no hay que ver una revitalización estética de la extrema derecha británica, ni un intento de la burguesía de tomar las calles. No hay necesidad de entretenerse con tamaas pajas mentales. La realidad es mucho más simple que todo esto.

La vinculación del casualismo a la violencia es bastante simple: el fútbol es violento. En el fútbol siempre ha habido violencia entre los seguidores de los equipos rivales. Y siempre la habrá. Y generalmente son los seguidores más jóvenes los que se ven envueltos en dicha violencia.

Otro condicionante más de la violencia dentro del casualismo es su origen urbano: la ciudad destila violencia por los cuatro costados. El casualismo no iba a ser una excepción y como todas las manifestaciones culturales urbanas surgidas en Inglaterra (skins, punks, mods) se ha visto afectada por la violencia. Pero quién no es violento hoy en día? La vida de la ciudad no te incita, precisamente, a apartarse de la violencia.

Es cierto que la cultura casual está jalonada de episodios violentos, que la inmensa mayoría de los que dicen pertenecer a dicha cultura participan de la violencia, pero quizás cabría preguntarse si la violencia viene motivada, más por rivalidades futbolísticas y/o políticas, que por una característica intrínseca de la cultura casual. No son pocos los casuals que han dejado la violencia a un lado y sin embargo siguen cultivando el gusto por la estética y siguen sintiéndose partícipes de la cultura casual.

A mi parecer, la cultura casual no se limita a un trasfondo de violencia futbolística, va más allá. Pero tampoco puede entenderse esta cultura disociada completamente la violencia, no considero que ciertos postulados “pacifistas” emitidos desde el fanzine “The End” y que se intentaron dogmatizar para establecer una especie de “Biblia de comportamiento casual” sean los que mejor reflejen la realidad de esta cultura urbana.

De igual manera que considero que el motor del casualismo no es la violencia en sí misma, tampoco tiene mucho sentido el levantar la bandera de la “no violencia” y sentirse partícipe de la cultura casual.

Este planteamiento puede entenderse mejor si nos fijamos sobre la realidad de la cultura casual en su lugar de procedencia, Inglaterra. Evidentemente, si lo trasladamos a la realidad de la “cultura casual” (si es que existe) en Espaa, queda completamente desfigurado. Queda desfigurado porque parece que el mérito de ser casual en Espaa es ser violento. Y no sólo violento, si no el más violento. Y esto no es precisamente porque los iniciadores de esta cultura en Espaa alardeen de su violencia, o porque algunos de los más propensos a utilizar la violencia envueltos en esta cultura alardeen de la misma, si no por algunos que pretenden hacer méritos a costa de sus batallitas, su pose y su insultante inmadurez.

El respeto en la calle no se gana por vestir ropa de marca.; la credibilidad de un grupo futbolero no se mide por el número de Lacoste y gorras Burberrys que pueblan su grada; la pertenencia a la cultura casual no se valora por el número de enfrentamientos y condenas que se ha recibido. De igual manera que la participación de la cultura casual no depende de cuan amplio es el armario de cada uno o de la pasta que se gaste en ropa exclusiva. Como todo en esta vida debe existir un equilibrio en ambos aspectos.
ralph lauren mujer perfume CASUALS MEXICO LA ELEGANCIA EN EL FUTBOL