el corte inglés ralph lauren en las filas de secuestradores

ralph lauren t shirt en las filas de secuestradores

Dieciséis de las 23 bandas de secuestradores desintegradas por la Policía Federal en la presente administración tenían entre sus filas, al menos, a un elemento o ex elemento de alguna institución de seguridad del país.

De acuerdo al archivo de la Secretaría de Seguridad Pública Federal, entre los 250 plagiarios detenidos desde diciembre de 2006 hay policías municipales, estatales, ministeriales, auxiliares, bancarios e industriales; cabos, sargentos, tenientes de corbeta, AFIs, efectivos de la PGR y otros servidores públicos de diversas dependencias.

La última organización dedicada al secuestro que detuvo la PFP, y en la que se verificó la intervención de un policía en activo fue en Chihuahua, el pasado 29 de julio. La describió como una de las más violentas de la entidad: cayeron seis integrantes, entre ellos Juan Gallegos Acosta, de 35 aos, quien era policía municipal y líder de la banda.

Por orden descendente en el tiempo, se presentan aquí los grupos en los que participaban agentes o ex agentes, militares o ex militares, muchos de ellos con funciones de dirección o planeación.

Del Rambo a la Araa. El 16 de julio cayeron Los Gaseros, en las inmediaciones de la delegación lvaro Obregón: entre los cinco integrantes estaba Ulises Rojas Morales, de 30 aos, policía de la Secretaría de Seguridad Pública del Distrito Federal; su labor: interceptar a las víctimas y negociar los rescates.

El 27 de junio fue desmantelada la banda Los Chávez. Seis plagiarios, entre éstos Roberto Lanza Canseco, ex agente ministerial.

El 29 de abril se aprehendió al líder de Los Japoneses, Josio Eduardo Medina, en la ciudad de Tijuana. Había sido ministerial. De ahí que se le aseguraran cinco playeras y una chamarra con la leyenda de la Procuraduría General del Justicia de Baja California, además de tres chalecos tácticos y dos porta credenciales con placas de la policía municipal de tránsito y ministerial.

El 23 de abril se detuvo en Oaxaca a Luis Edgar Toledo Herrera, quien comandaba una célula dedicada al secuestro relacionada con el Cártel del Golfo. Se le ubicó como agente ministerial del estado. Y con él, a su cómplice, Mario Díaz Pantoja, sobrino del narcotraficante preso en Almoloya: Pedro Díaz Parada.

Ahí mismo, pero el 21 de abril, se atrapó a Los Rambos: 16 secuestradores también al servicio del Cártel del Golfo. Entre éstos a Vicente Antonio Porras Cisneros El Rambo, de 34 aos, originario de Baja California y quien había sido cabo de transmisiones del Ejército, del cual desertó en 1996; Valentín Albail Mendoza de 33 aos, policía municipal de Villa Azueta, Veracruz; Víctor Alfonso Jiménez Pea La Araa, de 23 aos, ex militar en San Quintín Chiapas y dedicado a la custodia de las víctimas; y Delfino Cisneros Prudente El Negro, de 35 aos y quien a finales de los 80 fue sargento segundo y a finales de los 90 gafe de la segunda región e integrante de servicios generales de la que fue Fiscalía Especializada en Atención a Delitos Contra la Salud (FEADS) de la PGR.

Los Jeremías fueron detenidos el 16 de abril en el DF. Se rescató a un joven de 18 aos y a un anciano de 86. Atrapados? Nueve plagiarios, un ex policía capitalino: Gonzalo Muoz García, de 47 aos y quien informó que le pagaban 10 mil pesos por victima.

A Los Zopilotes se les capturó el 14 de marzo. Nueve criminales. Dos con antecedentes policíacos en el estado de Oaxaca: Vicente Puente Ruiz, de 37 aos: financiaba los gastos de la banda durante el cautiverio y encabezaba negociaciones; y Víctor Orozco Velasco El Manitas: encargado de investigar a las víctimas.

El 29 de febrero se arrestó en la capital a la banda San Lorenzo y se liberó a una persona de nacionalidad francesa por quien se exigía un millón de pesos. Entre los cuatro delincuentes estaba Moisés Daniel Mejía Mijangos, de 25 aos, originario de Coatzacoalcos, Veracruz, y quien días antes era teniente de corbeta adscrito a la Décima Zona Naval, en Acapulco, Guerrero.

Ardillas y Flamingos. Ya en el 2007, el 19 de septiembre se desarticuló a la banda de El Lago en Baja California. Dos hombres fueron liberados y siete detenidos, dos de ellos con antecedentes en la PGJE: Juan Fernando Rico Ramos, de 30 aos y Alejandro Ojeda Rojas, de 27.

El 3 de junio se aprehendió en una casa de seguridad de Tijuana a uno de los líderes de Los Flamingos: Eduardo González Sánchez, de 43 aos, quien se presentó como AFI. Al interior del inmueble se encontraron cuatro chalecos balísticos, así como dos chamarras, tres camisolas, dos playeras tipo polo, un pantalón, tres gorras y un parche con insignias de la Agencia Federal de Investigación.

En mayo 9 se desintegró a Los Migueles, en Nuevo Laredo, Tamaulipas. Entre los detenidos estaba Héctor Jesús Torres Pérez, procedente del DF y con antecedentes en la AFI; y Miguel Saavedra Pérez, quien había trabajado en la Secretaría de Seguridad Pública local. Se les decomisaron uniformes tipos militares, cascos camuflados, chalecos tácticos y balísticos, además de cuatro gorras con las siglas AFI, FBI, POLICE y SSP TAMAULIPAS.

El 18 de abril, en Campeche, fue desarticulada Los Debora. En total, 20 detenidos: uno ex militar, Nabor Vargas García El Debora, uno de los integrantes de los Zetas originales y entre los delincuentes más buscados por la PGR. Operaba con uniformes militares y ropa de combate.

El 7 de febrero cayeron en el municipio mexiquense de Tecámac cuatro integrantes de la banda Los Villaverde. Uno era Jorge Alberto Bobadilla Ramírez El Cabo, de 32 aos y cuya función era la de alimentar y cuidar a las víctimas. Fue confirmado: se desempeaba como policía auxiliar del Estado de México.

Dos días antes, en la delegación Gustavo A. Madero, se detuvo a Los Ardilla. Entre los tres cabecillas, José Luis Aguilar López, policía bancario e industrial de la Secretaría de Seguridad Pública del DF. Su función dentro del grupo era interceptar, custodiar y realizar el cobro de rescate. Era uno de los responsables de asesinar a los secuestrados.

Como parte del Operativo Tijuana, el 21 de enero se desmanteló a una célula dedicada al plagio y cobro de plaza al servicio del Cártel de Tijuana. Antonio Israel Soto Hernández, de 39, fue sealado como jefe de la banda y enlace directo con los Arellano Félix. Había sido policía ministerial.

Hasta abril de 2008 se habían desarticulado 17 bandas, se detuvieron a 220 plagiarios y liberadas 53 personas. Seis organizaciones más se sumaron en los últimos tres meses.
el corte inglés ralph lauren en las filas de secuestradores