ralph lauren riding boots la imagen de un estilo

ralph lauren niños outlet la imagen de un estilo

A los 9 aos, Ignacio (Nacho) Figueras empezó a jugar al polo en 25 de Mayo, provincia de Buenos Aires, donde se crió. Allí, realizó sus primeros taqueos en el campo, junto con los Monteverde, una familia tradicional en la práctica de ese deporte. A los 17, viajó a probar suerte a París como profesional. “Más que una elección, se trató de una oportunidad”, asegura. Desde entonces, jugó durante 6 aos en diferentes países europeos: Francia, Espaa, Inglaterra y Suiza. Hoy, con 7 goles de handicap, se destaca integrando el equipo Blackwatch, en Bridgehampton, Nueva York.

“Juego al polo porque me encanta”, destaca. Una cicatriz cerca del ojo, producto de un bochazo hace 15 aos, y una quebradura en la nariz, no empaan su seducción. Es la cara elegida por Ralph Lauren para representar su nueva fragancia masculina: Polo Black, aromática, amaderada, y con una moderna combinación de mango, hierbas y pachuli negro.

En uno de sus pasos por la Argentina, Figueras hizo una pausa en su apretada agenda y anticipó la propuesta que este mes será lanzada en el país. Atrás quedaron por unos instantes los caballos y los tacos. El polista vistió un impecable traje y explicó cómo hoy la moda combina lo clásico y lo moderno.

Aunque no se identifica con él, algunos lo consideran el Brad Pitt del polo. Fue justamente practicando este deporte que conoció al talentoso fotógrafo Bruce Weber, quien lo contactó hace seis aos con Ralph Lauren para realizar una de sus campaas junto a la actriz espaola Penélope Cruz. El motivo de la fusión? El look latino de ambos. y que ninguno fuera modelo.

Nacho enfrenta las cámaras con mucha naturalidad. Por eso,
ralph lauren riding boots la imagen de un estilo
además de su encanto personal, la agencia Ford Models lo convocó para ser portada en destacadas revistas internacionales, como Vanity Fair, Vogue, New York Style Magazine y Hamptons.

Niega, además, que sea una actividad para pocos. “Es difícil que llegue a ser como el fútbol. Pero creo que hay que sacarlo de ese encasillamiento elitista. Por ejemplo, al Abierto de Palermo asisten miles de personas de todas las clases sociales. Va mucho más allá del impresionante evento.” Y agrega: “Además, puede empezarse desde abajo, como en mi caso, que vengo de una familia de clase media; sólo hay que tener ganas. Acá algunos lo entienden, pero en los Estados Unidos muchos piensan que únicamente pueden jugar al polo los multimillonarios”.

Practica este deporte durante todo el ao, dividiendo su tiempo entre Nueva York, Palm Beach y la Argentina. Casado con Delfina Blaquier, madre de sus hijos, expresa: “Voy por el mundo acompaado por mi familia, que es un apoyo importantísimo; tengo una vida bastante social y sofisticada. Aunque siempre quise ser deportista, me hubiese encantado tener un título. Sin embargo, creo que el polo te permite vivir en cámara rápida: viajar desde chico, conocer lugares y gente muy interesante”.

Cuando sus horarios se lo permiten, Nacho también dedica tiempo a otras de sus atracciones favoritas, como el arte y la arquitectura. “Intento ver todos los aspectos de la vida y no encajonarme pegándole a la pelota. Con esta oportunidad, no sólo quiero vender un perfume y una línea de ropa espectaculares, sino mostrarle al mundo un deporte que es fantástico y un país que tiene mucho para ofrecer. Es una responsabilidad.”

Ser una cara conocida internacionalmente no lo desvía de su objetivo. “La única razón por la que represento una imagen tan importante como ésta es porque juego al polo, no por tener ojos lindos”, resalta. Su cuenta pendiente para este ao? Ganar “el US Open”.
ralph lauren riding boots la imagen de un estilo